Archivo de la etiqueta: verano

E – 34 Altres vacances

mesamu01

Eixe día tocava fer la bugada i al mas no era tan fácil com a València… gens fácil. Però era divertit. I en vacances…no hi havía més remei.

Ma mare i les meues ties arramblaven amb tots els llençols i més roba i la ficaven dins les safes, i així baixàvem tot el camí al barranc. Mon germà i jo anàvem darrere “fent el indio”.

Quan jo arrivaba, les dones ja havien tret dos o tres poals d’aigua de l’aljub i ja estaven al safareig baix l’ avellaner; un safareig menudet, fet amb una pila de pedres i, dalt de totes, una llosa plana de gres roig. A mí em feia com que era dels Picapiedra…Tot seguit, treien el sabó, el “Bilore” aquell, i mamprenien la feina.

Mon germà i jo s’ho passàvem alçant totes les pedres que podíem…no deixàvem cap…era divertit perque baix de cadascuna hi havia un bitxet diferent.

Hi havia vegades que em quedava a lo meu…mirant les abelles en les flors de baladre o també les canyes; m’agradava veure-les menejar-se i ballar amb el cel blau darrere. Tancava els ulls i sentia el so de l’aire al que no estava acostumat, i la olor dels pins, amb eixa caloreta del sol en la cara…i a sovint un grapat de pardalets que piulàven.

De sobte, una olor agradable a roba neta i detergent em despertava del meu somni amb ulls oberts…girava el cap i allà eren les dones i més allà encara, en el bancal de dalt, mon germà revolicant algo en terra.

Ma mare i les meues ties reien. Alguna d’elles hauria dit qualsevol barbaritat. Treballaven, es llevaven el monyo de la cara amb el braç, es tiraven aigua i tornaven a riure. Es menejaven garboses i lleugeres. Eren joves i plenes de vida.

Vaig mirar cap al mas, i vaig veure que l’agüela, tota de negre i amb el seu sombrer de masovera, (eixe no el toques que és de l’agüela) em feia senyals per que pujàrem. La seua figura fosca i prima em donava un poquet de por mirant-la des de allà baix…però la pobra havia parat taula ja feia un quart d’hora…

La mare i les ties agarraren els trastos, i anàrem tots cap amunt. Jo anava darrere…buscant caragols per les voretes del camí…peró no hi havia cap, i tot el que topetava, eren closques buides!

Ese día tocaba hacer la colada y en la masía no era tan fácil como en Valencia…Nada fácil. ¡Pero era divertido! Y en vacaciones, no había más remedio.

Mi madre y mis tías arramblaban con todas las sábanas y más ropa y la colocaban dentro de las palanganas, y así bajábamos todo el camino al barranco. Mi hermano y yo íbamos detrás “haciendo el indio”.

Cuando yo llegaba, las mujeres ya habían sacado dos o tres cubos de agua de la aljibe y ya estaban en el lavadero bajo el avellano; un lavadero pequeñito, hecho con una pila de piedras y, encima de todas, una losa plana de rodeno. A mí me perecía que era como de los Picapiedra…Enseguida, sacaban el jabón, el “Bilore” aquel, y comenzaban la tarea.

Mi hermano y yo nos la pasábamos levantando todas las piedras que podíamos…no dejábamos ni una, era divertido porque debajo de cada una había un bichito diferente.

Había veces que me quedaba a lo mío…mirando las abejas en las flores de adelfa o también las cañas; me gustaba verlas moverse y bailar con el cielo azul de fondo. Cerraba los ojos y oía el sonido del aire al que no estaba acostumbrado, y el olor de los pinos, con ese calorcito del sol en la cara…y a menudo, un grupo de pajaritos que piaban.

De repente, un olor agradable a ropa limpia y detergente me despertaba de mi sueño despierto…volvía la cabeza y allí estaban las mujeres y más allá, en el bancal de arriba, mi hermano revolviendo algo en la tierra.

Mi madre y mis tías se reían. Alguna de ellas habría dicho cualquier barbaridad. Trabajaban, se apartaban el pelo de la cara con el brazo, se tiraban agua y volvían a reír. Se movían garbosas y ligeras. Eran jóvenes y llenas de vida.

Miré hacia la masía y allí vi a la agüela, toda de negro con su sombrero de masera (ése no lo toques que es la la agüela) que me hacía señales para que subiéramos. Su figura oscura y delgada me daba un poco de miedo desde allí abajo. Pero la pobre había puesto la mesa hacía ya un cuarto de hora.

Mi madre y mis tías cogieron los trastos, y fuimos todos hacia arriba. Yo caminaba detrás, buscando caracoles por las orillitas del camino…pero no había ninguno, y todo lo que me encontraba, eran conchas vacías

A-69-Huerto en julio 2011

Por fin el huerto parece que empieza a despertar, y yo también me he “aclimatado” ya al nuevo huerto. Poco a poco, le pillo el “truco” a la nueva tierra, la nueva forma de riego, el clima más suave… La meteorología es mucho menos extrema que en el huerto anterior, tanto en lo referente al calor, como al frío, y tb hay mucha más humedad en el aire. Y las plantitas también lo notan!

Los primeros melones ya van engordando…nunca sembré esta variedad, “melón blanco”, así que no sé muy bien en qué momento estarán para recogerlos…probaré con uno…

Las sandías también han comenzado, por fin, a despertar

Las lechugas, que se han hecho grandes y hermosas, pero cometí el error de atarlas, y han tenido algún hongo por humedad en el cogollo…pero se quitan las hojas feas, y se come el resto!

Las judías redondas me fallaron…de unos 12 golpes que sembré, sólo brotaron dos, pero da para algún hervidito…

El “mar” de calabazas y hierbajos…imposible meterse ahí a quitar hierbas!

La hilera de patatas…algunas ya con la flor y recién aporcadas…a ver si consigo sacar alguna, aunque las sembré muy tarde, no sé qué pasará…

Judías de enrame (gracias Edu!) y tomateras, con tutores de caña. hierro, y todo lo que me encuentro, como de costumbre…

En medio de las dos hileras de tomateras, he puesto cartones, a ver si así se contiene la hierba, porque ahí dentro me las veo y deseo para quitarlas…

Hay ya muchos tomates, pero no maduran ni a la de tres, y no será por falta de calor…

Estos son negros (gracias Peep!), y también les está costando…

Los boniatos que van creciendo, y al lado las calabacineras, que se están portando fenomenal, estoy dando y regalando, y comiendo calabacín de todas las formas posibles habidas y por haber…

El caballón del maíz, que en circusntancias normales ya debería dar mazorcas, pero, como casi todo, lo sembré tarde este año con el traslado de huerto, pero bueno, aún está creciendo…

La primera calabaza, y ya se ha puesto anaranjada!!

Otra vez las judías de enrame, con las pepineras detrás, que también están feroces!, y las acelgas que van saliendo por aquí y por allá, y me van bien para ir cogiendo hojas e ir haciendo manojos.

Los pimientos, parecía que no pero poco a poco van dando…y eso que los trasplanté desde el otro huerto! A su lado cebollas…que casi no se ven con los hierbajos, jeje…ya toca que me ponga con ellas, pobrecillas…

Las berenjenas no se animan…han crecido estas dos últimas semanas, pero flores…solo una…

Un vistazo general

Otro con el sombraje…aunque a las horas de sol, se nota poco…ahí sí que echo en falta el nogal qyue tenía en el otro huerto…

Cada día un poquito…y variado.

Un abrazo a todos y todas los que vais siguiendo el blog, y perdonad por el post, porque acabo de ver que es laaargo, pero bueno, también hay muchas fotillos, jeje!


A-54-L’hortet tras el verano

El verano, climatológicamente,  aun no ha acabado, pero ya va cambiando el tiempo…y en el huerto se nota. Algunas plantas vuelven a producir, les ha venido bien que se suavicen las temperaturas, y otras, están agotadas y a punto de pasar a mejor vida…Aun no ha terminado la temporada de verano…así que me espero a hacer el balance.

Batatas creciendo

Diapositiva1

Nuevos bancales de madera, dos de ellos ya con puerros

Diapositiva2

El “carxofal” renace tras el calorazo

Diapositiva4

Judías que sembré con la Marta y la Hermi…me ayudaron hasta a abonar…jeje

Diapositiva5

Las primeras habas ya brotan

Diapositiva6

Y las primeras coliflores, aunque a  los caracoles les encantan…voy a patentar los caracoles sabor a col…

Diapositiva7

A los tomates, pronto les daré pasaporte…este año se han portado muy muy mal! Les di una poda a ver…pero no se animan…con la encañada que les hice, a todo lujo…qué desagradecidos…

Diapositiva8

Berenjenas y pimientos, aun produciendo como bestias

Diapositiva9

Los pimientos del piquillo, son  muy productivos, pero tienen una piel muy dura…por eso se usan para asar

Diapositiva11

Los calabacines se han portado fenomenal, y ahora se vuelven a animar. Sus compañeros, los pepinos y los melones, ya están de capa caida…pero he recogido muchísimos. Las calabazas, en cambio, fatal este año…vamos, ni foto les hice…están de un chuchurrío…

Diapositiva12

Aquí el puesto de mando, jaja, también comedor…y a veces hasta área de siesta…

Diapositiva14

Hasta pronto!

A-39-L’hortet a l’estiu

watch?v=GTXi24i-2M4