E – 31- Preguntas desde el más acá

Preguntas desde el más acá

 ¿Por qué al cocer coliflor la casa huele que apetufa? Pueden decirme que, realmente, la col en sí, ya huele a pedo, cuánto ni más al cocerla…Pero aún así, esta es sólo una representación de la multitud de preguntas que no tienen respuesta…No hace falta preguntarse el porqué del universo, ni de la vida y la muerte;  son las cosas sencillas las que más cuesta comprender…tiene güasa…

 ¿por qué tiene que pasar el aire que respiramos por el mismo sitio que la comida que tragamos?, vamos a ver! En las horas punta se pone la faringe con unas congestiones de tráfico, que dan miedo, y venga a tragar comida, y aire…todo a una Fuenteovejuna…con los consiguientes ahogos y respectivos sustos. Estamos mal diseñados…

 ¿por qué todos y cada uno de mis vecinos bajan, suben y pisan la escalera cuándo la estoy limpiando?  Estoy seguro que en la feria de Sevilla no hay tanto trajín como en mi escalera cuando la limpio…carritos…basuras…visitas, gente que viene con barro en los pies, a saber de dónde, porque aquí llover llueve poco; otro que viene de pescar, ya ves tú que ocurrencia, de pescar!! cuando hoy por hoy en el súper hasta te limpian y filetean el pescado…otra que se ha hecho un corte y va dejando en cada escalón su gotita sanguínea…¿es que se tiene que cortar en la calle?…cuando toda la vida se ha cortado uno en casa, con un cuchillo, con un vidrio, o simplemente haciendo el indio…

No lo entiendo…no hay respuesta…

 Otra cosa que tampoco entiendo, es cómo nos levantamos tan deprisa cuando nos caemos en la calle. Hace poco, me caí un porrazo de lo más tonto; llevaba una maceta en las manos, y del golpe, llegó la tierra a Sebastopol.  Eso sí, me levanté tan deprisa para que nadie me viese, que luego no me acordaba de si me había caído o no… que bache tuve! Menos mal que la maceta medio vacía me hizo recordar que el trompazo había sido considerable.

Tampoco tengo respuesta para la caza de los mosquitos. Cuando estoy lúcido y espabilado como una ardilla común, jamás le acierto al mosquito con el zapatillazo; en cambio, cuando me despierta su ruido vibrante en mitad de la noche, y me levanto a matarlo entre ensoñaciones, le acierto siempre…y lo dejo fulminado…aunque probablemente sea porque sólo llevo un ojo abierto…
¡qué cosas!

Anuncios

6 Respuestas a “E – 31- Preguntas desde el más acá

  1. Genial, me encanta y tienes toda la razón en lo que dices, en parte creo que la culpa es de la famosa ley de Murphy… que mal ha hecho en el mundo jajaja. Un beso.

  2. Jaja, ya sabes que a veces me da por escribir estas cosas surrealistas…aunque a veces, no lo son tanto, eh? jeje. Besos gordos!

  3. martagalea

    …has pensado seriosamente en dedicarte a la escritura???

  4. Marta q tal!! A veces escribo cosas, ya lo sabes de siempre, pero lo de seriamente…suena tan serio…Como gustarme , me encanta, y lo hago cada vez que me lo pide el cuerpo y la mente, no se si serviría de algo q unilateralmente yo decidiese dedicarme a ello. Pero doy gracias a gente como tú, q lee y se forma una opinión. Besotes y gracias por el apoyo!!

  5. Muy locuaz, realmente ocurren estas cosas y por mucho que te preguntes por qué no creo exista respuesta.

  6. Jaja, Imma gracias. Es simplemente una divagación literaria. Me alegro q te guste. Cómo va el invierno?? Un besote!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s