E-13-Pasado y presente

Recuerdo los domingos en el chalet, una sencilla casa de campo que mi padre y mi hermano construyeron con sus propias manos y sudores, en una parcela de La Peña la Nota, de Torís, donde, los domingos subíamos a hacer la paella, bañarnos en la piscina… Los mayores discutían, se reían, cocinaban, trabajaban, jugaban a las cartas… Los pequeños, hacíamos polvo la bicicleta, la piscina, cazábamos toda clase de bichos…

Recuerdo el viaje de ida y vuelta en el Seat 124, aquellos 40 y 40 kilómetros, siempre llenos de trastos, como si nos fuésemos al Canadá, por lo menos, parando en la carretera por pipís y vomiteras varios, y por algún calentamiento del motor…

Allí empecé a sembrar mis primeras verdurillas…recuerdo unas zanahorias q me salieron duras como piedras, y unos pepinos que salieron tan enanos que parecían pepinillos…Mi madre tenía sus flores, y entre mis padres y mis tíos, fueron poniendo poco a poco un ciruelo allí, un olivo allá, una palmera acullá…

Aún recuerdo el columpio que mi padre nos construyó, y las peleas q mi hermana, mis primas y yo manteníamos porque todos queríamos columpiarnos a la vez, y el Carrusel Deportivo dando la vara en la radio todo el domingo por la tarde, a mi tío Pepín, escarbando por todas las matas para recoger algún esparrago o caracol, y cuando asábamos boniatos en la chimenea, o íbamos a por agua a la fuente; aquello era toda una excursión…

Pero sobre todo, recuerdo lo jóvenes que eran mis padres, mis tíos…lo rápido que funcionaban sus cerebros y sus piernas, y los momentos que mi hermana y yo pasábamos jugando, como críos que éramos, metiendonos miedo a oscuras el uno al otro en la parte de atrás de la casa, o levantando carreteras y castillos en el montón de arena de construcción…

Luego, por contrariedades de la vida y del dinero, hubo que deshacerse del chalet, pasó a nuevos propietarios, y esas cosas solo quedaron como recuerdos. En aquellos tiempos casi me alegré, porque ya era un adolescente, y me gustaba quedarme en Valencia para pasármelo bien con mis amigos…

Después de casi 25 años, todo aquello se recuerda como lejano. Pero una noche hace poco, la pasé entera soñando con el chalet, y aquellos días. Así que, casi sin recordar del todo el camino, cogí el coche, y me fuí para allá.

Cuando llegué lo vi raro. Me costó hasta encontrarlo. Solo pude verlo desde fuera de la cerca, porque evidentemente, es una propiedad privada de alguien que no conozco, ni sabe nada de mi existencia.

Casi no lo reconocí. Todo está cambiado. Hay un jardin con enanos (que horror!), un cespedal y muuuchos pinos. La casa es de otro color, y han construido un porche nuevo. Pero ahí siguen las mismas rejas que mi padre puso en las ventanas, las barandas de la terraza, y nuestra puerta de hierro, y los dos algarrobos por los que trepábamos.

Al contrario de lo que pensaba, no sentí nostalgia, bueno, reconozco que un poquito sí, por los recuerdos; pero son cosas vividas que nadie me va a quitar. Sí sentí un poco de rabia por los que allí viven ahora, porque lo disfrutan, porque caminan por las habitaciones que habían sido nuestras, usan la chimenea, y sobre todo, porque conviven sin saberlo, con todos los recuerdos, esfuerzos y esperanzas, que nosotros dejamos allí. Yo creo, que si se quedan un ratito en silencio, aun pueden oir los gritos que mi madre daba para llamarnos a comer, y nuestras risas.

(Click foto para agrandar)

Anuncios

29 Respuestas a “E-13-Pasado y presente

  1. Tengo un lugar asi en mi vida. Queda en otra provincia, muy lejos de aqui… Se llama valle azul, era la casa que compro mi papa despues de divorciarse de mi madre.
    Pase alli 7 veranos de mi vida, 4 meses enteros cada uno… y luego lo vendio, se volvio a la ciudad…
    Sueño con volver algun dia. Sé que no voy a morirme sin volverla a ver.
    Vos tuviste suerte.
    Un beso.

  2. …jo, Rafa, cómo me has hecho llorar!!! yo también tengo un lugar así en mi vida, y he vuelto y me ha dado mucha rabia saber qué otros vivían donde yo he vivido y disfrutan donde yo he disfrutado…pero los recuerdos que tenemos no nos los van a quitar nadie, y mientras vivan en nuetsra memoria ese lugar será sólo nuestro…llevé a Hermi para que lo conociera!
    te quiero Rafa!
    Marta

  3. Que bonita descripcion de tu infancia Rafi, y que suerte poder acercarte a ver la nueva realidad de tus recuerdos. Yo tampoco pude recordar mi antiguo colegio cuando volvi a visitarlo, incluso llegué a pensar que me habia confundido, pero como lo que nos queda son los recuerdos y ellos conforman nuestra personalidad quedate con ellos y disfrutalos. Eso nadie lo va a cambiar.
    Un abrazo

  4. Gracias a las tres!! Sobre todo por haber comprendido el “sentimiento” de esta entrada, q no es exactamente de rabia, ni de nostalgia, ni de impotencia, sino de una mezcla extraña de los tres y muchas más cosas, pero al mismo tiempo sin rencor, y con los pies y la cabeza en el presente…no lo sé explicar, jeje..
    Gracias!

  5. Rafa no tengo ninguna vivencia asi, pero como está tan bien narrada me ha llegado donde tenia que llegar…
    Enhorabuena por ese trocito de tu vida que has compartido con nosotros…
    Eso de mirar hacia atrás cada vez me sucede de forma más intensa…
    …será que estamos viendo las orejas al lobo de la cuarentena o simplemente que vamos madurando…no sé….
    un abrazo rey

  6. Hola Sergiete!
    No sé, yo creo q somos nuesto pasado, presente y futuro, un poco de aire, un poco de agua…y eso somos! ajja
    Yo creo q maduros ya estamos…no? Bueno…más que las peras de cámara…jajaaj!!
    Besets!!!

  7. Cuando hay recuerdos lejanos, es que hay vida vivida. Yo regrese el año pasado a la masia de mi niñez, pero alli habias pasado las maquinas y no habia rastro de casa, se habia convertido en una esplanada donde solo quedaban tres o cuatro arboles que rodeaban la antigua mansión.
    Te comprendo, pero en mi caso ya no existen las habitaciones y los lugres donde nos escondiamos y jugabamos. Ya solo queda el recuerdo.

  8. Imma, eso también es duro, pero el recuerdo siempre estará. Practicamente estamos igual, pq en mi caso, al no poder acceder a la casa, es como si no existiese.
    Un abrazo fuerte!!

  9. Me acuerdo de ese montón de arena que habia !!
    Al lado de esa arena, me pico un bicho en el pie, te acuerdas?
    Recuerdo el pedazo de baño que habia.
    Recuerdo el coche y lo largo que se hacia hasta llegar.
    Recuerdo que parabamos en un bar y tu padre compraba conejo al ajillo.
    ¡Que recuerdos…..?
    Un beso.

  10. Cuántos recuerdos eh, prima? No parábamos en todo el día…pero tú luego te dormías en el viaje de vuelta y yo no podía…y me daba una rabia…jajajaj!!
    Un beso guapetona!

  11. Somos lo que recordamos. Si hubiéramos sabido esto de pequeños, sólo habríamos hecho cosas agradables, divertidas, entrañables. Algo así como las que has contado en este escrito. Por lo tanto seremos los que recordemos dentro de unos años de lo que ahora hacemos. Así que: a pasarlo bien, sin hacer daño a nadie y, si es posible, sin que nos lo hagan,a disfrutar de nuestra familia, de nuestros/asa amigos/as, de nuestras aficiones, del campo de la huerta de Rafelín y de sus canciones.

    Un abrazo. Hoy va por ti.

    Fernando

  12. Rafa, como te entiendo… hay lugares de mi infancia a los cuales no me gusta volver por que tb han sido habitados por otras personas y han cambiado tanto que me siento una extraña.
    Pero en mi cabeza siempre van a ser míos y mis abuelos van a estar vivos y mis padres van a ser jóvenes y yo niña.

    besotes!! me encanto la entrada!!

    Carola

  13. Fernando, tienes toda la razón. El problema es que la mayoría de los recuerdos los perdemos, por muy buena memoria que tengamos. Creo que sería sorprendente volver por un instante a un momento pasado con la mentalidad de ahora…Veríamos cosas que recordamos, pero imagínaté la de cosas y detalles que volveríamos a ver que ni siquiera recordamos ni por asomo… Pero mejor cómo tú dices…mejor vivir el Hoy!
    Un abrazo fuerte!!
    Carola guapísima, yo tb te entiendo…así me sentí yo ese día, un poco extraño, un poco desubicado, pero tb contento por ver que la vida nos quita unas cosas, pero nos da otras. Un besote compi y amiga!
    Gracias a los dos por la visita!!

  14. Conectas con mis recuerdos. De los 0 años a los 16 pasaba tres largos meses en la casa de mis abuelos, un gran chalet en que vivían mis padres, mis hermanos, mis tíos y mis primos y, por supuesto, mis abuelos. Antes de morir mi abuelo repartió la herencia y ese chalet se quedó para mis tíos. Yo ya estaba en la adolescencia (y entonces no lo noté tanto), pero puedo asegurarte que buena parte de mis mejores recuerdos están allí. Y los tengo conmigo. Me ha emocionado tu entrada, Rafa. Enhorabuena.

  15. Transmites de una forma muy clara tu sentir,por un momento pensé que estaba fisícamente viendo todo lo que hablas, a veces yo pensaba que no era muy saludable recordar tanto así tus dias infantiles,pero a hora me pondré a repasar mis vivencias a ver si logro describirlas como tú. Me inspiraste…..

  16. Sr Invisible…o sea q ya no es el hombre invisible sin más…ahora además es De Leuret! Le ha pasado como a Don Limpio…q antes era Mr Proper…
    Me alegro q te haya gustado la entrada, y q te haya hecho recordar esos lugares q siempre quedan flotando por nuestra mente. No olvides q tus mejores recuerdos no están allí, sino en tu cabeza…a mí tb me pasa…jeje.
    Un abrazo!!

  17. Silvia, no es fácil, al menos para mí, transmitir lo q uno piensa, pq nunca logras del todo q los demás vean las cosas tal como tú las ves en tu propia cabeza, incluso creo q no es fácil para personas q hablen de un mismo lugar y época…cada una tendrá un recuerdo parecido pero diferente. Me alegra muuuucho q hayas podido “conectar” y q eso te haya inspirado para describirlas!!!
    Un abrazo!!!!

  18. Qué bonitos son esos recuerdos Rafa….y qué horribles esos enanos..jejejejej
    Bonita entrada…
    saludos amigo

  19. Gracias Moises! Son tantas emociones, q a veces no es posible ni plasmarlas bien , ni plasmarlas todas, pq saldría una entrada larguísima, pero he intentado sumarizar el sentimiento y me alegro q te guste. En cuanto a los enanos: horripilantes!! jajajajaj!

  20. joer, nano! casi me haces pillar una ploraera! encima yo aqui tan lejos de los lugares de mis recuerdos!
    me ha encantado, rafeta! y de repente me he acordado yo tb de mis veranos en tuéjar, cenando con la ventana de la cocina abierta, jugando al “batallón” con mi hermana y los otros nanos de la calle, escuchando los ensayos de la banda desde el callejón de la iglesia… bueno, la verdad es q me acuerdo bastante a menudo de todo esoo con una mezcla de pena y alegría un poco esstraña, de pena pq son momentos que ya no volverán y de alegría porque los viví y que me quiten lo bailao!

    Yo creo que hay que vivir en el presente disfrutando cada momento, pero sin olvidar nunca de dónde se viene… un día leí una frase que decía una verdad como un templo: si algún día no sabes hacia dónde vas, acuérdate de dónde vienes.

    Para tod@s los que hemos compartido estas líneas contigo, Rafeta.

    Un besote

  21. Maricar!!! q alegría verte por aquí! ¿q tal mi embarazada favorita? ya ví q muy bien anda todo por ahí adentro…jeje!
    Me quedo con tu frase, me encanta, y como tú dices, es una verdad como un templo. Lo mejor es vivir en el presente, pero es inevitable hacer alguna “excursión” al pasado y al futuro…verdad?
    Será q es humano…jeje!!
    Un besote ma cherie amie!

  22. Vicentín (la militara)

    Hola, Amparín…
    Cómo me toca todo lo que escribes, tus músicas, fotos, vídeos, todo tu universo me fascina. Eres un genio y que sepas que te quiero mucho.

  23. Jo! A mí sí q me acabas d emocionar. Me encanta q te encante. Tú sí eres un genio, y un tío y un amigo genial, y tb sepas q t quiero mucho!
    Un besote y abrazo!

  24. hola rafa he leido tu historia de la peña la nota te entiendo por que yo tambien tengo un chalet hay que construyo mi padre con su esfuerzo en fines de semana y mucho trabajp te puedo decir que mis mejores momentos los he pasado hay pues como bien sabes es una zona muy bonita para pasear por el rio y si te gusta la naturaleza es precioso y que decirte de la buena gente que vive hay es como una pequeña familia solo queria decirte que si algun dia decides volver pregunta por miguel y estas invitado a una paella y pasaremos un buen dia un saludo.

  25. Miguel, muchas gracias!! y q alegría. igual hsta te conozco, aunq hace bastantes años y era muy peque…Pero no descarto lo de la paella…jeje!!
    Un abrazoo!!

  26. El devastador incendio que sigue consumiendo parte de mi tierra y parte de mi vida, me ha llevado hasta aquí.
    Concretamente una tristísima foto próxima a la Peña La Nota, casi apocalíptica, en mi querido Turís.
    Yo también hace tiempo que no estoy por allí, pero nunca lo he olvidado, ni he olvidado, como tú, mi casa, que como la tuya, tampoco es ya mía.
    No me acordaba dónde está La Peña La Nota y he recurrido a internet para ver si la tecnología refrescaba mi memoria…
    Y la primera entrada de google, me lleva a tu conmovedor artículo, que no es solo tuyo, sino también mío y de tantos otros que, como nosotros, tuvimos esos veranos de infancia y adolescencia felices y desenfadados, en nuestro chalet enmedio del campo o en la casa del pueblo.
    En tu caso y en el mío, fué en Turís.
    Yo también pasé por mi casa no hace mucho y el nuevo propietario estaba cerrando la puerta. Le pedí permiso para asomarme y me dijo que sí, incluso me invitó a pasar…
    En un primer momento, la tristeza fué enorme porque aquella imponente casa que mi abuelo comprara a principios del siglo XX se había convertido en un almacén de sacos de pienso para animales. Pilas y pilas de sacos amontonados sobre el espléndido mosaico del suelo apenas dejaban ver el zócalo de azulejo valenciano que revestía las paredes de toda la entrada.
    Cuando me marché, mis sentimientos cambiaron. Pensé egoistamente que prefería que aquella que fue mi casa estuviera así. Preferí que nadie hubiera vuelto a vivir en ella toda la felicidad que yo viví. Que nadie riera entre sus paredes, que nadie durmiera mirando las viejas vigas de madera que, ordenadamente, jalonaban sus techos…
    Hoy es un día triste para mí.
    Desde este invierno me apetecía volver a pasear por Turís, recorrer en bici sus verdes parajes. Pero muchos de ellos ya no son más que ceniza.
    Y he sentido que la vida pasa y que nuestro camino no tiene vuelta y que ya es imposible sembrar en lo que dejamos atrás…
    Tu genial artículo me ha llenado de nostalgia, pero, por un momento, ha hecho que desapareciera de mi corazón, toda esta impotencia y esta rabia que siento ante tanta desolación y tristeza…

  27. Hola P.B.M.! Qué curiosa es la vida, y que revueltas da, pq también hoy yo mismo, he tenido un momento para acordarme del chalet a causa del imponente incendio incontrolable que hay en la zona…
    Decirte que me alegro que te haya gustado lo q escribí, y sobre todo, que lo hayas “pillado” y lo compartas.
    A mí, el tema me ponía muy nostálgico, y casi ni quería acordarme, pero el escribirlo aquí, y ver que a tantas personas les ocurre igual con algún lugar, me ha hecho comprender que estos sentimientos deben ser tan habituales y humanos, como inevitables.
    Aunque tu casa, que debe ser preciosa por lo q describes, haya acabado de granero, y la mía esté rodeada de un jardín con enanos…podemos pensar que eso sólo es físico. En realidad, aquel lugar mágico que recordamos, estará dentro de nuestro coco, y tendremos la suerte de poder volver a él cada vez que queramos.
    Veámoslo así, no?
    Un saludo amigo y gracias por comentar!!

  28. Una única objeción, Rafa: no soy amigo, sino amiga…!!!

    El Sitio de mi Recreo – Antonio Vega

  29. Jeje, sorry…esto me pasa pq creo q no nos conocemos…o quizás si? jo, no sé! D todas formas: un abrazo amiga!!
    y gracias x el video! la verdad q pone los pelillos erizados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s